A veces podríamos convertirnos en nuestros mayores enemigos.

En ocasiones, nosotros somos nuestro mayor enemigo.

Hace unos días me visito un compañero de equipo muy desmoralizado por sus resultados en sus tres años de su negocio mlm y aquí queremos compartir contigo algunas de las reflexiones que hicimos durante la conversación.

Lo primero que nos mencionó fue lo siguiente: “No quiero seguir en el negocio porque durante tres años no me funcionó.”

Estas son algunas de las cuestiones que intercambiamos:

¿Son tres  años tiempo suficiente para darle a un negocio o mejor, para darnos a nosotros?

Cuando comenzamos, tanto él como nosotros, no teníamos experiencia. Comenzamos desde cero, con la experiencia previa de la vida y sin ninguna en el Marketing de Redes. En un vídeo que a continuación compartimos contigo, te explicamos nuestro punto de vista respecto a esto y lo mantenemos:

http://ramoncasate.com/en-que-tiempo-te-llegara-el-exito/

Cada persona tiene su curva de aprendizaje y no solamente se trata de vender un producto o un servicio. En esencia, el Network Marketing es una profesión de educadores mas que de vendedores. Aquellos que logran llegar a lo mas alto de alguna compañía, son generalmente buenos comunicadores de persona a persona. Ser capaz de dar un discurso ante una gran audiencia es absolutamente innecesario. Lo más importante es lograr la duplicación. No importa cuan geniales somos como individuos. Si importa cuan buenos seamos en enseñarles a otros a duplicar el sistema. En resumidas cuentas: aprender a enseñar lleva tiempo y primero tenemos que estar dispuestos a leer, estudiar y aprender.

¿Realmente no te funcionó?

Si nos miramos en un espejo al iniciar el negocio y pasado un tiempo lo volvemos a hacer, veremos que ni medianamente somos los mismos. Este amigo, en esos tres años gano muchísimo en confianza en sí mismo. Al finalizar este período daba presentaciones públicas y en casa y era capaz de conectar con las personas de una manera impresionante. Por lo tanto, puede que no haya ganado el dinero que quería pero si le funcionó para crecer como persona.

Con el trabajo que ahora tengo gano muchos más que con el negocio y me lo puedo combinar como quiero, no tengo tiempo para mas e incluso al acabar el primer mes hasta me renovaron el contrato.

Con este planteamiento hay varias cosas que hay que destacar y la primera de ellas es si se mantiene esa mentalidad, se habrá cambiado el rumbo 180 grados porque en primer lugar, subido en ese tren en cualquier momento te pueden bajar y eso lo podría hacer alguien que no eres tú. Solamente falta que baje el rendimiento para que la empresa lo despida. Por otra parte, si puede que se lo pueda combinar y no tiene horarios para hacer el trabajo pero siempre tendrá la presión impuesta por otro. En cuanto al tiempo, que decir. Durante tres años no entendía como otros nos ponían esa objeción y la rebatíamos con fuerza. Ahora, ya la asumimos como nuestro estiló de vida. Por ultimo, jamás ese trabajo dará ingresos residuales por lo tanto, las facturas que se tienen que pagar todos los meses hará que no pueda darse el lujo de parar.

Quizá comenzamos en un momento que la economía y la situación del país estaba complicada.

Ciertamente esto es algo a tener muy en cuenta. Nuestro negocio es de personas y cuando existe una depresión económica como la que vivimos es posible que las personas opten por dos razonamientos: se arriesga parte del tiempo y algo de dinero para diversificar las fuentes de ingresos o sencillamente se sigue insistiendo en la búsqueda de un trabajo que cada vez escasea más. Por razones de tradición, costumbre, hábitos y además porque es lo que nos han enseñado desde pequeños, la mayoría de las personas han optado estos años por lo segundo. Por lo tanto, encontrar a aquellos abiertos a oportunidades de negocio MLM, se hace una búsqueda que necesita más paciencia y perseverancia. ¿Estás dispuesto a hacerlo?

Todo el equipo lo ha dejado, por lo tanto yo también. No tiene sentido que siga.

Justo es una de las reacciones más comunes y ahí es donde entra a jugar un papel importante el espíritu y el carácter y sobre todo como te veas a ti mismo. ¿Te ves como alguien común  capaz sólo de hacer cosas normales y esperar a a que las cosas sucedan o te ves como alguien capaz de hacer que las cosas pasen, lograr cosas extraordinarias, inspirar a otros a impactar positivamente en la vida de otras personas. Es tu elección: destacar o seguir en el rebaño.

Es que la empresa se ha quedado detrás en el mercado.

También es un punto a tener en cuenta. La empresa se ha quedado detrás en el mercado pero pregúntate si sigue buscando nuevas soluciones para poner más dinero en el bolsillo de los representantes. Por otra parte ¿te ha abandonado o sigue trabajando , expandiendose, buscando soluciones? ¿Han faltado sus fundadores a la ética o siguen siendo los mismos y teniendo la misma ilusión por continuar desarrollando la empresa?

Son muchas razones por las cuáles las personas abandonan un negocio como el nuestro. Siempre ha existido y siempre sucederá. Muchos comienzan cosas que jamás terminan. ¿Por qué aquí debería ser diferente?

Te recomendamos le des un vistazo también a éste artículo siguiente:

http://ramoncasate.com/que-hacer-cuando-tu-patrocinadorupline-te-deja/

Si te ha ayudado este artículo, por favor, compártelo en Facebook y en otras redes sociales y por supuesto, agradezco que te tomes un tiempo y nos dejes tus comentarios.

¡Un abrazo y que tengas un día fantástico!

¡Créelo, Sí Se Puede!

Ramón Casate.

rcasate@ramoncasate.com

Premio President´s Club. Budapest 2013.

Acerca de: Solo hace tres años Georgina y Ramón Casate iniciaron la carrera de Marketing de Redes. Comenzaron sin experiencia previa, sin apenas conocer personas y con una situación económica desfavorable. Hoy continúan haciendo crecer el negocio y ayudando a otras personas a lograr resultados. Puedes entrar en contacto con ellos en rcasate@ramoncasate.com

PD: Si quieres recibir otros artículos como éste, solo debes entrar tu nombre y correo electrónico en la parte superior derecha de nuestro sitio web.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *