Seguro que…¿Es lo que hay?

¿Estás de acuerdo con esto?

Mucha gente como yo no nacieron en una familia con experiencia empresarial por loTRAFICO1 tanto, el modelo para ganar dinero ha sido un “trabajo”. Seguramente estás habituado a trabajar para una empresa y tener un jefe que te coloca en una función específica donde un día es parecido al día anterior y donde para ir a ese puesto tienes en repetidas ocasiones que encontrarte con el panorama de carreteras atestadas de tráfico.

Con el tiempo esta condición puede crearnos una dependencia absoluta en la otra persona que te ha empleado y la única esperanza de generar más dinero para tu familia es ganar posiciones (si están disponibles) dentro de la empresa en que trabajas. Además, debes contar con que el salario que te pagan suba lo poco que pueda subir el nivel de vida. En otras palabras, en ésta situación de empleado su nivel de ingresos está totalmente determinado por alguien que no sea usted.

A través de los años esta dependencia se profundiza y se vuelve habitual y normal para usted. Muchos amigos me comentan una frase muy peligrosa: “Es lo que hay”. Claro, se puede cambiar de trabajo pero la condición de dependencia continúa y se hace más fuerte a medida que envejecemos.

Algunas de estas situaciones probablemente te recuerden un estilo de vida de empleado:

  1. Tus horarios son más o menos rutinarios. Entre las 9 de la mañana  a las 6 de la tarde estás estresado y luchando con los deseos de ver a tu familia.
  2. Tienes establecidos una “seguridad”: La seguridad social.
  3. Sus horarios para el café están bien establecidos y sus vacaciones también tienen fecha de inicio y fin.
  4. La jornada termina más o menos a las 6 pm y usted tiene el resto de la tarde para hacer lo que quiera o lo que pueda. A esa misma hora salen millones de personas así que toma calma para llegar a tu casa.
  5. Se cuentan las horas para que llegue el viernes. Este es el día más feliz de la semana porque por fin estaremos “libres”.
  6. El domingo por la noche… se está anticipando la mañana del lunes sin mucha emoción y quizás incluso sientes algo de miedo en ir al trabajo.

Esa era mi situación en general cuando tenía un empleo. Pero claro…¡Es lo que hay! ¿Seguro que es lo que hay?

Seamos realistas: ¿Los seres humanos están condicionados desde muy temprana edad  a ir por la vida buscando sentirse seguros y cómodos con la rutina diaria del trabajo? Pero seamos serios y críticos, teniendo en cuenta la situación financiera mundial actual, muchas personas tendrán que continuar trabajando pasada la edad de jubilación para mantenerse generando ingresos. ¿Es esto cierto? En otras palabras: muchos empleados tendrá que trabajar más allá de la fecha de jubilación prevista para sobrevivir en la vejez. ¿Realmente tiene que ser así?

También hay que reconocer que los seres humanos tienen un gran potencial para ser persistentes. Así que la mayoría dice: “seguiré intentando ganarme la lotería” y simplemente se quedan en su rutina y con la esperanza de que no van a ser una de las estadísticas financieras tristes en su vejez. ¿Por qué tiene que ser así?

reloj de arenaEl reloj no se detiene para nadie. Usted avanza, el tiempo de recuperación financiera personal se acorta cada día y sus habilidades laborales para las empresas se van volviendo obsoletas a medida que pasan los días. Dicho de otra manera, cada día menos empresas estarán interesadas en emplearte.

Pero claro, ¡Es lo que hay!. Entonces, ¿qué vas a hacer? ¿Qué hay disponible para ti? Si tú piensas que esto no es un problema grave para millones de personas a medida que alcanzan la edad de jubilación y simplemente te mantienes al margen de la crisis financiera que vamos a vivir en el futuro, creo que debes despertar y comenzar a tomar acción hoy mismo.

Los gobiernos de todo el mundo se enfrentan a la necesidad de recortar los programas de jubilación. Las seguridades del pasado no serán las mismas en el futuro. No hay más garantías. Los tiempos han cambiado. ¡La constante en la ecuación de tu vida eres tú! ¡Prepárate ya mismo para lo que viene!

Continuará…

Tranquilo que no te dejaré así. Si éste artículo te ha levantado de la silla, por favor, compártelo y por supuesto, agradezco que te tomes un tiempo y me deje tus comentarios. ¡Un abrazo y que tengan un día fantástico!

¡Créelo, sí se puede!

Te agradecería mucho tus comentarios. Son muy importante para nosotros. Si te ha gustado el artículo, compártelo con otras personas.

Ramón Casate

Acerca de: Solo hace tres años Georgina y Ramón Casate iniciaron la carrera de Marketing de Redes. Comenzaron sin experiencia previa, sin apenas conocer personas y con una situación económica desfavorable. Hoy continúan haciendo crecer el negocio y ayudando a muchas otras personas a lograr grandes resultados. Puedes entrar en contacto con ellos en rcasate@ramoncasate.com

Imágenes cortesía de FreeDigitalPhotos.net

PD: Si quieres recibir otros artículos como éste, solo debes entrar tu nombre y correo electrónico en la parte superior derecha de nuestro sitio web.

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. teresita de jesus dice:

    me ha gustado mucho el articulo y estoy muy contena de que lo hayas logrado pues cada vez somos mas los que sabemos que no es lo que hay , que nos hemos dado cuenta que no podemos dejar nuestro futuro y el de nuestra familia en manos de otros y aunque nos hemos acostumbrado a escuchar esta frace y en ocaciones repetirla , estamos seguros de que no es asi, hay otras opòrtunidades,asi que mi mensaje para quien aun no sabe que lo que estamos viviendo no es lo que hay es :”ponte en accion y preguntate que paso con los sueños que tenias cuando eras niño , preguntate si todos se han hecho realidad, preguntate si tienes la vida que quisieras , la casa de tus sueños y el coche que tanto has deseado , si tus facturas estan al dia , si te gusta tu jefe o sencillamente si tienes tiempo para tu familia,si alguna de estas preguntas la respuesta es no , no creas que es lo que hay ponte en accion,no te quedes esperando a ver que sucede pues si nada haces nada sucedera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *