Todo proyecto ambicioso implica salir de la zona de confort.

¿Cómo salir de la zona de confort? Con acción.

Escaleras AutomáticasEl mundo está cambiando constantemente y debemos adaptarnos. Si nos ponemos a pensar seriamente en la vida en general, todos los seres humanos tendemos a ir a la zona de confort a la zona cómoda y muchas veces nos dejamos llevar por tal de no vernos en la incomodidad de cambiar nuestro hábitos. Si esto te parece sin mucho sentido mira en la imagen que hemos puesto al costado para veas si tenemos razón o no. Es así, nos guste o no. Ahora bien, si queremos emprender un proyecto ambicioso, la zona de confort no será nuestra mejor aliado.

En días atrás estábamos ayudando a dar los primeros pasos a una de nuestras nuevas integrantes de nuestro equipo de negocio y ella nos decía lo mal que se sentía por las cosa que las personas de su entorno le estaban diciendo respecto a su decisión de iniciar su negocio desde casa y dentro de la industria del Marketing de Redes.

Vídeo: Los seres humanos necesitamos acción a cualquier precio.


Texto extraído del libro Einstein para despistados, de Allan Percy.

Todo proyecto ambicioso nos obliga a salir de la zona de confort. El mundo está cambiando constantemente y debemos adaptarnos. Los líderes de los nuevos tiempos son aquellos que, en lugar de quejarse, buscan soluciones, ofrecen alternativas y actúan.
Y sin embargo, las alteraciones en la rutina, en el mundo conocido, nos dan miedo.
Sobre esto, Joe Dispenza, neurocientífico y ensayista , comenta que cuando cruzamos el río del cambio nos enfrentamos a dos peligros:

  1. Los demás: A la gente no le gusta que cambiemos, aunque sea una cuestión de supervivencia. Se han acostumbrado a que seamos de determinada manera y lne inquieta no tenernos “controlados” tal como nos conocen. Por eso cuando empezamos a nadar hacia la otra orilla nos gritan que volvamos. Así que: nunca escuches a los demás cuando te has decidido a cambiar.
  2. Nuestros propios temores. Dispenza afirma el cambio es como cruzar un río de agua gélida. Muchos se tiran a algua y al llegar a la mitad del río dicen: “¡está fría!” y regresan a donde estaban: a su zona de confort. Nadie nos dijo que el cambio sería incómodo. Por lo tanto, la segunda ley sería: nunca escuches tus miedos cuando te has decidido a cambiar. 

Marketing de RedesEn síntesis, cuando sepas lo que debes hacer, tírate al agua y no pares de nadar hasta llegar a la otra orilla. Luego ya escucharás y analizarás lo que sea. No vuelvas atrás ni te ahogues a medio camino.

Muchas gracias y te felicitamos por haber llegado hasta aquí. Esperamos que te haya servido de ayuda. Si te ha parecido interesante, déjanos tus comentarios y gracias de antemano por compartirlo con otras personas en las redes sociales. Más abajo tendrás lo íconos para ello. Gracias por adelantado por ello.

¡Un abrazo y que tengas un día fantástico!

¡Créelo, Sí Se Puede!

Ramón Casate.

rcasate@ramoncasate.com

www.ramoncasate.comAcerca de: En el año 2009 Georgina y Ramón Casate iniciaron la carrera de Marketing de Redes. Hoy continúan haciendo crecer el negocio y ayudando a otras personas a lograr resultados. Puedes entrar en contacto con nosotross en rcasate@ramoncasate.com. Te ayudaremos a construir un negocio desde casa.

Imágenes cortesía de FreeDigitalPhotos.net

 

Primer Nombre
Dirección de Correo

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. Carlos F REP dice:

    super fantastico escrito tan real como la vida misma

  2. Carlos F REP dice:

    Super, Ramón,fantástico escrito y tan real como la vida misma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *